Eduardo Galeano ha muerto

eduardo-galeao“La división internacional del trabajo consiste en que unos países se especializan en ganar y otros en perder. Nuestra comarca del mundo, que hoy llamamos América Latina, fue precoz: se especializó en perder desde los remotos tiempos en que los europeos del Renacimiento se abalanzaron a través del mar y le hundieron los dientes en la garganta”.

Así empezó el intelectual uruguayo Eduardo Galeano la Introducción de su libro “Las venas abiertas de América Latina”, cuya primera edición por la Casa de las Américas data de 1971. Este es un necesario libro de cabecera para toda persona de este lado del océano, viva en la continental tierra firme o en cualquiera de las múltiples islas que pueblan el archipiélago antillano y caribeño.

Hoy lunes conocimos la noticia de su deceso en Montevideo, ultimado por una terrible enfermedad que le aquejaba desde el año 2007. Ha muerto el hombre, el ser humano, pero no así su obra y la trascendencia legada para millones de latinoamericanos y caribeños urgidos de conocer la cruda raíz de nuestros males pasados que todavía hoy a fuerza de sangre y lucha revolucionaria tratamos de erradicar.

Han sido siglos de desangramiento de nuestros recursos naturales y humanos. Hemos vivido siglos marcados por la depredación externa y de las oligarquías domésticas; como antídoto se han puesto en práctica secularmente formas diversas de lucha emancipadora. A decir del propio Galeano: “¿Cómo ahogar las explosiones de rebelión de las grandes mayorías condenadas? ¿Cómo prevenir esas posibles explosiones? ¿Cómo evitar que esas mayorías sean cada vez más amplias si el sistema no funciona para ellas?”las-venas-abiertas-de-al

“Las venas abiertas de América Latina” es un libro de historia, de sociología y de economía. El más completo resumen de una realidad continental e insular, el análisis más enjundioso de las causas de los males que tanto han herido a este hemisferio mestizo. Describe la desigual naturaleza de las relaciones de nuestros pueblos con potencias como España y Estados Unidos.

Como intelectual revolucionario, Eduardo Galeano fue siempre consecuente con sus ideales, algo que le llevó a prisión en su país en 1970 y le obligó, luego de su salida, a vivir la condición de exiliado político, primero en la Argentina y posteriormente en España. A lo largo de su vida escribió más de cuarenta libros, fue merecedor del Premio Casa de las Américas en dos ocasiones, y del premio Stig Dagerman, otorgado en Suiza, de acuerdo con una biografía publicada por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Ahora que acaba de concluir la VII Cumbre de las Américas, viene a la memoria cuando el eterno Presidente Bolivariano Hugo Rafael Chávez Frías obsequió al Presidente de Estados Unidos Barack Obama un ejemplar de “Las venas abiertas de América Latina” durante la Cumbre de las Américas en el año 2009.

La intelectualidad progresista y los pueblos a los que dedicó sus energías y pensamiento recordamos a Eduardo Galeano y sentimos hondo pesar por su desaparición física, a la edad de 74 años. Honrar su memoria nos invita a retomar esa valiosa obra suya para leerla y no olvidar las causas que, al tiempo que un día por tanto tiempo nos dividieron, impusieron en estas patrias hermanas tanta miseria, tanta sangre y tanto dolor.

Eduardo Galeano ha muerto; su obra, actual e imperecedera, no.

Por Alfonso Cadalzo Ruiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s